lunes, 26 de febrero de 2018

PUMAS Y CHIVAS, MEDIOCRIDAD COMPARTIDA

Por Gerardo Padilla
Ciudad de México, (Aunam). El Estadio Olímpico de CU fue el escenario para el partido correspondiente a la Jornada 9 del Torneo Clausura 2018 de la Liga MX entre dos de los equipos más populares en México: Pumas de la UNAM y Chivas.


Antes de iniciar el partido, se entonó el Himno Nacional en conmemoración del día de la Bandera; asimismo, después de la melodía deportiva de la universidad se pudo leer en las pantallas del estadio “¡Fuera narcos de la UNAM!”, en protesta por los lamentables hechos ocurridos el viernes 23 de febrero cuando dos personas murieron después de una balacera dentro de Ciudad Universitaria.

Sólo bastaron cuatro minutos para que el cuadro Universitario se fuera al frente en el marcador. Nicolás Castillo dio un pase a Pablo Barrera, quien se encontraba dentro del área y remató, pero el guardameta de Chivas, Rodolfo Cota, logró rechazar el disparo. Sin embargo, el rebote benefició a los Pumas, ya que el balón le quedó al chileno y éste no tuvo problemas para mandarlo al fondo de las redes.

Al minuto 19, los locales estuvieron muy cerca de ampliar su ventaja en el marcador. Abraham González filtró un buen balón para Jesús Gallardo. El canterano de Pumas sacó un tiro potente, pero el cancerbero del Rebaño Sagrado se convirtió en héroe al apenas desviar el esférico para que pegara en el poste.

Dos minutos más tarde, los del Pedregal tuvieron otra oportunidad de anotar. Alan Mozo, quien suplió a Josecarlos Van Ranking por una lesión, desbordó por la banda derecha y mandó un centro para Matías Alustiza. El argentino remató con un cabezazo, pero de nueva cuenta Rodolfo Cota evitó la caída de su arco.

La respuesta de las Chivas llegó por fin al minuto 32. Rodolfo Pizarro vio que Isaac Brizuela estaba solo por el sector de la derecha y le filtró el balón; el ‘Conejito’ disparó, pero el balón se fue por encima de la portería defendida por Alfredo “Pollo” Saldívar.

El empate de los tapatíos llegaría al minuto 66. El árbitro central, César Arturo Ramos Palazuelos, marcó una falta por un empujón de Alejandro Arribas sobre el delantero rojiblanco José Godínez. El encargado de ejecutar la pena máxima fue Oswaldo Alanís y lo hizo hacia su lado derecho, engañando al “Pollo” Saldívar.

Fue en los últimos minutos del encuentro cuando las Chivas estuvieron muy cerca de conseguir la remontada. Luis Quintana metió la mano para evitar que un jugador del equipo visitante rematara y el árbitro pitó la pena máxima. De nueva cuenta, Oswaldo Alanís fue quien cobró la pena máxima, pero voló su disparo por encima de la portería.

Con este resultado, los Pumas se ubican en la quinta posición de la tabla general con 15 puntos, a dos unidades del líder general, y en la próxima jornada visitarán a León; por su parte, las Chivas están en el penúltimo lugar con 7 unidades y en su próximo compromiso recibirán al América en el Clásico Nacional.

Bookmark and Share

0 comentarios: