jueves, 18 de enero de 2018

CON EL #METOO, PUEDE VOLVER UNA MORAL EXTRAMEGACONSERVADORA: MARÍA BLANCO

  • “Debemos buscar un cambio sostenible en el tiempo, que venga para quedarse”, afirmó la autora
  • Criticó la existencia de las cuotas de género en el ámbito político y empresarial
Por Diego Caso
Ciudad de México, (Aunam). Las denuncias por acoso y abuso sexual promovidas por el movimiento #Metoo tuvieron cabida en la presentación de Afrodita desenmascarada: una defensa del feminismo liberal de María Blanco González, doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.


La también autora de Las tribus liberales: una deconstrucción de la mitología liberal expresó su aprobación al manifiesto firmado por cien artistas e intelectuales francesas, que defendía el derecho a importunar de los hombres pues “no niegan la importancia del #Metoo, pero sí especifican que no se puede volver a esa especie de moral extramegaconservadora”.

“Tenemos derecho a equivocarnos, pero una cosa es ser torpe y otra es abusar”, sentenció la escritora.

El periodista Sergio Sarmiento resaltó que “simplemente alguien que acosa a otra persona, hombre o mujer, debería tener un castigo”; pero en la conversación promovida por el movimiento #Metoo, la presunción de inocencia de los denunciados no ha tenido lugar.

“Debemos suponer, o por lo menos, escuchar los dos puntos de vista [de los acusados y acusadores]. No estamos escuchando eso tampoco en este debate”.

Sarmiento resaltó que si bien es necesario combatir el acoso y abuso sexual, se debe tener mucho cuidado de no permitir que esa lucha se convierta en una cacería de brujas que tiene detrás una visión moralista de lo que deben ser las relaciones entre los sexos.

“Estamos viendo a algunos grupos feministas, no todos, que lo que buscan es llevarnos nuevamente a una moral casi musulmana”, declaró.

Sin embargo, según María Blanco “no podemos tomar el camino más corto sin pensar en las consecuencias. Lo que debemos buscar es un cambio sostenible en el tiempo, que venga para quedarse”.

La investigadora de la Universidad CEU San Pablo criticó las cuotas de género en el ámbito político y empresarial pues no ofrecen una solución al problema de la desigualdad de género.

“No vamos a negar el problema, la cuestión es cómo se soluciona: con la cuota o se soluciona atacando la cultura [de desigualdad], afectando a las mentes, dando ejemplo”.

Blanco concluyó que la salida al problema de la desigualdad de oportunidades no debe pasar por una subvención del Estado porque provoca que “haya desigualdad ante la ley y que los hombres sean los desiguales”, así como también ataca la propiedad privada y el derecho de cada empresario de decidir cómo manejar su negocio.






Bookmark and Share

0 comentarios: